martes, 9 de octubre de 2012

Tesis

Ando ocupado, pensando sin pensar en que debo pensar algo que jamás hubiese imaginado que hubiese pensado.
La mareas suben y bajan, las olas rompen en la orilla y los pajarillos, como siempre, vuelan.
Y yo estoy aquí sentado en mi escritorio, con el cuaderno abierto y el boli en la mesa. Hace escasos momentos estaba escribiendo mi tesis, Descartes tuvo una, y Platón (mas o menos), y todos esos señores con barba a los que yo le suelo tener tanto aprecio y cariño. ¿Trata sobre la metafísica? ¿El criterio de verdad? ¿Se trata de una especie de crítica al Psicoanálisis de Freud?. Pensemos en King Crimson, y ese loco saxofón de 21st century, centrémonos en temas mas importantes que la filosofía, suena irónico ¿Verdad? ¿Que hay mas importante que la filosofía? Aquella maravillosa ciencia que alberga el conocimiento de todos lo saberes sabidos y por saber. Está claro.

La Música. Pero hacer una tesis a través de la música, con los instrumentos de los que dispongo y los medios, se me quedaría una tesis bastante simple como para lo que quiero expresaros.

Bueno, voy a proseguir quebrándome la cabeza, para al fin de cuentas no llegar a ninguna conclusión. Esto es como la energía potencial en un campo de fuerzas conservativas, por mucho desplazamiento que haya, por mucha distancia recorrida, por muchos vectores calculados, al final la energía potencial es 0, porque el puto objeto sale del punto del que ha salido para volver a este punto, por lo tanto, su trabajo es 0 y su energía potencial es igual a su trabajo. Lo dicho, tanto rollo para nada.

¿Esta entrada no os recuerda a la energía potencial de un campo de fuerzas conservativas?